All posts in Consejos

¿Eligiendo qué estudiar?

¿Pensando en qué estudiar? Si es así te ofrecemos algunos consejos que te podrían ayudar en este proceso:

Elegir carrera

  • Utilizá los servicios de orientación vocacional que ofrecen las universidades, en definitiva si aún tenés alguna duda este tipo de servicios será de gran ayuda.
  • Revisá los anuncios de empleos en el periódico: ¿Cuál trabajo quisiera tener?
  • Conversá con personas que ya están trabajando en la carrera, preguntáles sobre mercado laboral, funciones o tareas que desempeña, salario, entre otros, así ampliará tu visión del futuro profesional que te espera.
  • Reflexioná acerca de ¿Qué me gusta?, ¿Qué oportunidades tendré en el mercado una vez que me gradúe?, ¿Dónde voy a estudiar?, ¿Qué me imagino yo haciendo en el futuro?, ¿Qué pasos concretos voy a dar, desde hoy mismo, para alcanzar mis objetivos?.
  • Reflexioná sobre tu proyecto de vida y toma en cuenta que la carrera debe estar en función de las metas y no las metas en función de la carrera.
  • Hacé una lista de tus carreras preferidas e investigá sobre todas ellas.
  • Analizá si el interés que te lleva a escoger determinada carrera es producto de motivaciones internas o por influencia de otros.
  • Tomá en cuenta tus intereses vocacionales y tus capacidades.
  • Analizá la información que ofrecen las universidades respecto a las habilidades requeridas para desempeñarte como estudiante en esa carrera.
  • Reconocé tus habilidades académicas y sociales.
  • Explorá mercados laborales y ambientes ocupacionales.
  • Aprovechá al máximo tus fortalezas.
  • Considerá los recursos económicos con los que contás, y las posibilidades de becas o financiamientos que ofrecen muchas universidades.

Y para facilitarte la búsqueda, podés ingresar a la sección de carreras de universidadesNI http://www.universidadesni.com/listado_carreras.php y de forma rápida y sencilla encontrarás diferentes opciones de carreras ;)

Diferencias del Cole a la U

¿Estás a punto de comenzar la universidad y no tenés idea de los cambios que debés enfrentar? Tranquilo, sin duda es el inicio de una gran experiencia, donde vas a necesitar:

Del Cole a la U

Trabajar con distintas personas: en el cole podías realizar trabajos de grupo con tus amigos, pero en la universidad, tendrás que aprender a trabajar con diferentes personas que quizás no conozcas.

La asesoría y responsabilidad: si en el colegio los profesores casi siempre estaban pendientes de que realizarás tus tareas, en la universidad serás vos quien deba estar en constante comunicación con ellos, pues solo te darán asesorías si las solicitás.

Puntualidad y asistencia: es obligatorio llegar temprano al colegio y cumplir un horario. En la universidad dependerá de vos asistir a clases.

Hábitos de estudio: Realizar modificaciones a los métodos de estudio utilizados en definitiva será importante en la etapa universitaria, ya que el éxito se basará en incorporar nuevos hábitos.

La visión de la vida cambia. En nueva etapa, nuevos serán los retos por alcanzar, inicia el proyecto de vida profesional y, por tanto, es más serio de lo que se cree.

Si bien la universidad trae mayores libertades, también te exige ser más responsable. Disfruta tu vida universitaria y conviértete en un exitoso profesional.

Cuéntanos ¿Qué otras diferencias agregarías?

¿Como elegir la carrera correcta?

Si te encuentras en el momento crucial de tener que elegir tu futura profesión, o si eres un profesional que desea replantearse su futuro y asumir nuevos retos frente a una carrera de post-grado, en cualquier caso, será útil que recuerdes que toda carrera posee:

Objetivos: que se encuentran fundamentados por las asignaturas de la especialidad. Estos deben responder a nuestra vocación de manera clara y contundente.

Herramientas: que te permitirán alcanzar esos objetivos y son brindadas por las asignaturas de ciencias básicas o técnicas que la sustentan, y deben ser coherentes con nuestras aptitudes fundamentalmente y por supuesto, con nuestros principales intereses.

Conocimientos Complementarios: los aportan las asignaturas contenidas en la carrera. Deben ser afines a nuestros intereses secundarios o en lo posible, no deben ser motivo de nuestros rechazos.

Labor concreta y Ambiente: estos factores deberán comulgar con nuestra personalidad sin interferencias.

… y si no puedo seguir la carrera que quiero?

Elegir tal o cual carrera profesional, no siempre significa que pueda seguirla por distintos motivos, entre los cuales se pueden mencionar las dificultades económicas, horarios o hasta las condiciones personales para continuar por ese camino. Esto no debiera ser en ningún caso un obstáculo, y será menester aplicar todo el ingenio posible para encontrar un rodeo que nos conduzca al objetivo final. Tal vez la carrera elegida no es precisamente la indicada a tu personalidad, pero es posible que exista una opción dentro del mismo campo laboral: si no puedes ser médico, la enfermería o la radiología son buenas opciones, y tal vez puedas, con el tiempo, sumar esa experiencia y decidirte a iniciar los estudios de medicina. Cuando el obstáculo está planteado por cuestiones económicas, será bueno considerar opciones más económicas y quizá más cortas para obtener una salida laboral que te permita hacer frente a los gastos ocasionados por los estudios de tu preferencia. En este punto un ejemplo claro es la odontología por los elevados costos que conlleva su desarrollo y una excelente alternativa temporal es capacitarse como Mecánico Dental que posee una rápida inserción en el mercado y es bien remunerada.

La vida ofrece muchas más oportunidades de las que somos capaces de ver. Saber hacia dónde vamos es el primer paso y tal vez el más importante.

Fuente: carreralaboral.com
por, Pablo

Re-conectarse con las metas laborales

Para muchos el primer mes del año ha servido para organizar las metas, tanto personales como laborales. Eso sí, éstas últimas cuestan un poco más al tener que volver a adaptarse a la rutina diaria del trabajo. Retomar el ritmo parece algo nada fáci, pero no es imposible.

Para Alvaro Ruiz, director ejecutivo en Human Link C.A, Venezuela, esto siempre implica un reto para los líderes y gerentes de las organizaciones, ya que deben estar conscientes de que los trabajadores siempre establecen para funcionar día a día una serie de hábitos y rutinas.

“Las personas nos acostumbramos o adaptamos a vivir con la carga de estrés generada por el trafico y la dinámica apresurada de nuestros horarios, muchas veces extendidos en las oficinas para alcanzar las metas de ventas, culminar reportes que serán presentados a los jefes, o vigilando el avance de nuestros proyectos”, afirma Ruiz.

No obstante, al llegar las vacaciones o un breve receso dicha dinámica se suspende. A lo que el consultor venezolano agrega que “luego de una pausa más o menos larga y de la consecuente desconexión a la rutina, generalmente se observa un declive en la productividad, la perdida de la intensidad y el foco en las metas y objetivos planteados”.

En tanto, para el director del Diplomado Calidad de Vida Laboral: Responsabilidad Social Corporativa y Desarrollo Humano en las organizaciones de la Facultad de Psicología de la chilena Universidad Diego Portales (UDP), si los objetivos y metas se han fijado en períodos de año – calendario, el inicio de un nuevo año supone plantearse nuevas exigencias.

Por otro lado, bajo los conceptos predominantes de la gestión actual, esas exigencias tienden a ser cada vez mayores (mejoramiento y crecimiento continuos). Por lo tanto, nunca lo logrado es suficiente, y el desafío se presenta entonces como en una carrera sin fin, con los costos que supone el estrés sostenido o “el costo de la excelencia”.

“Las fiestas de fin de año así como las vacaciones son ‘impedimentos’ para conectarse con las nuevas metas laborales, pero la verdad es que ese período de menor involucramiento que media entre la vuelta al trabajo y el logro de la plena re – conexión con las metas es completamente comprensible y, aún más, en alguna medida deseable, porque da cuenta de que se ha logrado el objetivo del receso, que es precisamente la desconexión, el distanciamiento de los afanes laborales”, señala Toro.
Leer el resto del artículo…

¿Qué saber antes de firmar un contrato de trabajo?

La ansiedad por conseguir un puesto de trabajo, puede que lleve al profesional a decir que ‘sí’ a toda oferta laboral sin revisar minuciosamente los datos relevantes que figuran en el contrato tanto para el trabajador como para la empresa.

Y es que uno de los errores habituales a la hora de firmar dicho documento es no leerlo con atención. Para el docente del Departamento de Desarrollo Profesional de la Universidad de Palermo, Argentina, Marcelo D’Adamo, muchas veces ocurre que el postulante con la emoción de que el proceso finalizó y ha sido elegido, olvida leerlo con atención y analizar las cláusulas que pudieran figurar.

“Por tal motivo, muchas veces algunos meses después de haber iniciado su actividad, llegan algunas sorpresas que podrían haberse evitado leyendo detenidamente lo que se firmó. Es de suma importancia leer varias veces un contrato y hacerlo con todo el tiempo que el mismo requiera. Es un compromiso importante el que se asume y destinaremos gran parte de nuestras horas diarias a realizar dicha actividad, por lo que no es un dato menor leer lo que estamos firmando”, enfatizó D’Adamo.
Según los expertos, no fijarse ni analizar la información expuesta en el papel puede hacer perder grandes oportunidades de negociación. Es por eso que el sitio web estadounidense especialista en recursos humanos LearnVest publicó una serie de tópicos que todo trabajador debe considerar antes de firmar un contrato.

Compensación. Si la compañía no brinda ningún tipo de compensación es posible preguntar cómo se determinará la remuneración: ¿Se basa en una fórmula u objetivos? ¿Existen personas que hacen el mismo trabajo que el trabajador pero que tienen salarios más altos? ¿Cómo es posible conseguirlos? Entre más se sepa de los incentivos, más fácil será orientar el desarrollo para obtenerlos.  Si es el primer trabajo, este tipo de negociación es más difícil de llevar a cabo, pero es posible consultar al empleador la posibilidad de que hagan una revisión salarial antes del periodo de revisión estándar.

Educación de los empleados. Otro aspecto de Leer el resto del artículo…

El camino hacia un buen Plan de Negocios

Un Plan de Negocios no sólo permite validar la creación de una empresa, sino que también ayuda a reconocer cuáles son las oportunidades de la compañía para expandirse a otras regiones considerando el escenario económico nacional e internacional, entre otras variantes.

Pero los detalles descritos en el papel suelen diferir bastan de la realidad, porque si bien el Plan es el mapa que guía los lineamientos generales del negocios a ‘buen puerto’, “nada  garantiza el éxito, ya que éste es el resultado de una serie de factores y variables. Acá la planificación y ejecución juegan un rol base y mínimo. Partir un negocio sin planificar es como iniciar un viaje sin rumbo conocido, lo que te llevará a algún punto seguro, pero no necesariamente al del éxito”, afirmó el director USA de la consultora chilena experta en proyectos de innovación NEOS, Allan Jarry.

Y es que el dinamismo de la economía de América Latina y el mundo han hecho que elaborar un Plan de Negocios sea trascendental a la hora de emprender con una idea. Sin embargo, aún hay quienes prefieren manejarse con la ‘ciencia de la intuición’.

Si bien la suerte es utilizada como la clave para triunfar en el mercado, lo cierto es que “éste es un factor que muchos usan para explicar lo que no ven o no entienden, y que la mayoría de las veces tiene que ver con horas y años de esfuerzo, planificación y aprendizaje y que luego de eso mágicamente aparece la suerte del éxito”, sostuvo Jarry.

Para el docente de ESERP Business School, Francisco Enseñat, lo importante es que el Plan no debe entenderse como inmovilismo o incapacidad de reacción a lo imprevisto, sino que debe estar abierto a nuevas adaptaciones y a flexibilidades.

“La empresa necesita estar preparada en todo momento para sacar provecho de toda oportunidad que se le ponga al alcance. Muchos pueden pensar que esto es suerte, yo  prefiero pensar que es trabajo bien hecho. Si nuestra gestión es desbordada por el “día a día”, no seremos conscientes de esas oportunidades que nos depara el mercado, la planificación nos permite disponer de recursos para sacar provecho de esas oportunidades”, precisó Enseñat. Leer el resto del artículo…

¿Cómo formar equipos de alto desempeño exitosos?

Poder formar un equipo de alto desempeño exitoso es una ardua tarea para la mayoría de los Gerentes de las empresas. Sin embargo, para dirigir grupos con alta perfomance, se requiere de un fuerte compromiso desde la gerencia hacia todos los miembros y viceversa.

Según los expertos, los  equipos de alto rendimiento se definen según diversas características. Para el profesor German Retana, profesor pleno de INCAE Business School, estos tienen tres cualidades únicas.

“Procuran siempre resultados extraordinarios, crecientes y sostenibles. No significa que no tengan sus momentos difíciles o caídas, pero su determinación es perseguir metas por encima de lo ya alcanzado antes. Hacen lo ordinario en forma extraordinaria”, subrayó Retana.

El profesor experto en temas de Gerencia con Liderazgo, Trabajo en Equipo, Cultura Organizacional, y Gestión de Cambio, agregó que la fuerza en este tipo de equipos la determinan la confianza en su talento, la integración como colegas enfocados en una visión y la autenticidad con la que viven sus valores.

“Los valores son los principios que guían las actitudes y las conductas, pero deben ser implementados por medio de políticas, procedimientos, infraestructura y conductas visibles.”

En referencia a ésto el profesor del Área Académica Comportamiento Humano en la Organización y director académico del Programa Ejecutivo de Recursos Humanos (PERH) del IAE Business School, Rubén Figueiredo, sostiene que los valores y las emociones son elementos clave.

“Juegan un papel determinante. Nuestras acciones humanas son racionales y emocionales. Y una buena predisposición emocional puede hacer la diferencia. Los valores son la base de los criterios para tomar las decisiones. Son los límites que los equipos se autoimponen para acordar quién está dentro del equipo y quién fuera (el que no respeta los valores).”

Si bien, para poder concretar todo lo anterior se requiere de ciertas habilidades grupales, los integrantes también deben disponer de un buen líder.
Leer el resto del artículo…

El valor de un jefe positivo para la organización

Cada vez son más las empresas que creen que una de las relaciones más importantes es la de los trabajadores con sus superiores, ya que estiman que proyectar, tanto interna como externamente, una comunicación asertiva entre ambos podría ayudar a cumplir no sólo con los objetivos financieros de la compañía, sino que además contar con trabajadores más felices.

Y es que hoy son innumerables los estudios que avalan que el “optimismo en acción” repercute directamente en la productividad y compromiso de las personas con sus trabajos y, por ende, mejora la competitividad de las organizaciones.

Para el subdirector del Área de Educación Ejecutiva de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), Argentina, Mariano Bergman, el antiguo modelo de liderazgo ha sido sustituido por uno que apoya a sus subalternos para que se involucren emocionalmente con lo que realizan.

“Atrás está quedando la figura de ese líder que sólo daba órdenes y que mantenía una relación jerárquica con sus trabajadores, porque en la actualidad son más (los ejecutivos) los que se convencen de la importancia de un jefe positivo, ya que estos ven en los errores nuevas oportunidades de crecimiento”, afirmó Bergman.

Si bien son las firmas de los países desarrollados las que más invierten e incentivan la formación del ‘líder positivo’ – debido a que se enfoca en las fortalezas de sus empleados y busca mantener relaciones interpersonales fluidas con todo el equipo de trabajo-, en América Latina este tipo de iniciativas avanza lentamente.

El docente de la UTDT precisó que en la región esta situación se debe “al tipo de educación que tenemos, ya que a los estudiantes de universidades estadounidenses y europeas les enseñan a cómo ser líderes. Esta es una tendencia que desde hace un buen tiempo se da en esas localidades, y que no es propio de carreras ejecutivas, sino que se les enseña a todas las otras profesiones. Esta es nuestra principal debilidad, porque acá son pocas las universidades que consideran el liderazgo como parte de sus mayas curriculares, y que aún se limita a las carreras ejecutivas”.
Leer el resto del artículo…

Idioma y redes sociales

Los avances tecnológicos llevan aparejados una seria preocupación: el deterioro del idioma. Son las redes sociales donde se observa mayor cantidad de errores. La inmediatez de la comunicación, la premura y en ocasiones la falta de habilidad mecanográfica dan como resultado un desastre idiomático.

Alarma la forma cómo nos estamos comunicando. Estamos perdiendo la perspectiva en un aspecto fundamental: el instrumento mediante el cual podemos interactuar con los demás: nuestro idioma.

Todo lo que escribimos en Facebook, Twitter será escudriñado por nuestros amigos, los amigos de nuestros amigos y así hasta el infinito. Nuestro perfil es como un currículo, ciertas empresas cuando reclutan personal revisan las redes sociales. Escribir con errores de ortografía y redacción es como andar con ropa sucia o rota.

Los errores son de todo tipo, un muestrario vergonzoso de los “ripios” nocivos del español, por ejemplo hay ausencia de acentos, algunos para sortear este problema escriben todo en mayúscula, pero las mayúsculas se tildan obligatoriamente.

Hay muchos extranjerismos como okidoki, my God, yummi etc. Confunden ser con hacer. También haya con halla. Las H andan perdidas de las redes sociales y las Z, las C y las S andan revueltas de mala manera.

El panorama es desalentador, pero en nuestras manos está la medicina para esta enfermedad, creada por descuido o ignorancia.

Fuente: www.laprensa.com.ni

10 consejos para sobrevivir en la universidad

Sobrevivir es más un tema de adaptación y goce que cualquier otra cosa. Les dejó algunos consejos para hacer de la carrera una experiencia divertida, exitosa y productiva a la vez:

1. Compañeros

Lo primero es estar muy atento a los comportamientos de tus compañeros de clase e identificar con quienes tienes más características en común. Así, además de seguir haciendo lo que te gusta hacer, puedes encontrar excelentes compañeros de trabajo. Los grupos de trabajo son una gran fortaleza durante la carrera pues a medida que se van conociendo, cada uno toma el rol en que mejor se desempeña. Encontrar quienes más te aportan intelectualmente es la mejor forma de construir amistades en la universidad.

2. Cuestionamientos

Las dudas sobre si elegiste la carrera indicada son permanentes durante el primer semestre. Sin embargo, este cuestionamiento es muy importante para reafirmar tus verdaderos intereses en la disciplina que elegiste. Acércate a las personas (profesores, compañeros y demás profesionales del área), que puedan despejar tus dudas.

3. Objetivos claros

A pesar de la incertidumbre, debes tener claro cuál es el especial aporte de cada materia en tu carrera y qué es lo que más te interesa de ellas. De esta manera irás encontrando tus fortalezas y probablemente llegues a hacer grandes proyectos con ellas. En la medida en que avances, es recomendable que vayas visualizando tus proyectos a largo plazo.

4. Resolución de problemas

Una de las grandes diferencias entre el colegio y la universidad es que en la segunda, tus mismos profesores te dan los problemas para que tú los resuelvas. Es importante saber esto desde un principio para que tengas recursos y formas de solucionarlos. Ser perseverante y constante son características que te llevarán a avanzar rápidamente en tus objetivos.
Leer el resto del artículo…

ANTERIORES